Coincidirás conmigo en que hay aspectos que no se tienen claros y decididos al 100% durante la obra.

Preguntas tales como: ¿voy a poner finalmente una persiana motorizada en esta ventana? o ¿pondré altavoces en el techo del baño para escuchar música o la radio por las mañanas?

Esto pasa en todas las obras.

Pues bien, ante la duda solo te podemos recomendar una cosa: preinstala.

¿Y qué significa preinstalar? Muy sencillo. Deja previsto un caño en todo aquello en lo que tengas dudas.

¿Por qué? Porque si el caño ya está puesto y en el futuro decides incorporar ese dispositivo que te había llevado a la duda, no tendrás que romper nada ni llamar a ningún albañil. El instalador solo tendrá que pasar un cable por ese caño e instalar el dispositivo. Un trabajo limpio y rápido de una mañana.

Recuerda que: “hombre prevenido vale por dos”.

Author: Gustavo Lizio

Deja un comentario

EnglishGermanPortugueseSpanish